El mundo de las criptomonedas está consolidándose a un ritmo acelerado y su adopción a nivel global es cada vez mayor. Desde pequeños usuarios en países como Zimbabwe o Venezuela que emplean Bitcoin, Dash o Ethereum para resguardar sus ahorros y capital fruto de su esfuerzo, de la inclemente inflación que día tras día no sólo acaba con los sueños de millones de personas en esos países, sino también consume el valor de las monedas nacionales en esos países destruyendo el poder adquisitivo de familias enteras.

Esta consolidación indudablemente está cambiando el panorama financiero global, pues en países con alto poder adquisitivo se recurre al trading y arbitraje de criptomonedas para generar una actividad de lucro rentable que no siempre es notificada como ingresos a las oficinas tributarias, haciendo que muchos países prohíban a sus ciudadanos el comercio de criptomonedas en sus fronteras, pero esta breve problemática palidece con las luchas internas en este ecosistema.

Hace unos días atrás hablábamos de la Rebelión dentro del ecosistema Revolucionario del Bitcoin y sobre cómo ésta parece no detenerse. Pues bien, los tambores de la Guerra han empezado a redoblar, pues en un nuevo movimiento realizado por el el sitio Web Bitcoin.com, propiedad del emprendedor e inversionista Roger Ver, la semana pasada realizaron una actualización de su Wallet para criptomonedas, a la versión 4.0.2 donde ahora de forma predeterminada cuando se crea una dirección de Bitcoin, se estará creando una dirección de Bitcoin Cash.

Esto no sería esencialmente mal visto, sino fuera por que Roger Ver, está impulsando al Bitcoin Cash empleando sus propios medios, sin embargo el problema que levantó la suspicacia en la comunidad Bitcoin, ha sido el hecho que este cambio no ha sido previamente advertido a los usuarios, y que si alguno desea descargar el Walllet de Bitcoin.com tan sólo porque el nombre le haga entender que ese debe ser un sitio que tenga que ver con el Bitcoin (BTC) original creado por Satoshi Nakamoto, pues en realidad pasará un mal rato, porque el Wallet está predeterminado para Bitcoin Cash, pudiendo en consecuencia perder dinero en cualquier operación de envío o recepción de Bitcoin ya que no todos los usuarios principiantes necesariamente deben conocer que no existe compatibilidad entre las diferentes versiones o Forks del Bitcoin (BTC) original y éste último.

Ciertamente esta decisión controversial ha puesto en el ojo del huracán a Roger Ver, quien al parecer poco le importa si alguien nuevo en el ecosistema pierde dinero o no con su Wallet, pues lo que realmente importa es ganar la guerra destronando al Bitcoin mantenido por el grupo de Bitcoin Core.

Más y más Forks del Bitcoin, ¿Se ha abierto la Caja de Pandora?

Desde que en 2009 Nakamoto liberara el código de Bitcoin, muchas copias se han realizado a partir de su idea original, donde algunos han introducido verdaderamente numerosas mejoras al protocolo de transferencia de valor original que en consecuencia han derivado con el tiempo en nuevas monedas alternativas o Altcoins, con vida propia gracias a una construcción de un mercado, con operaciones de compra y venta reales de acuerdo al interés de los usuarios en las características de esa cripto.

Sin embargo, en este último año con el desmesurado aumento del valor del Bitcoin en los mercados, ha llegado una nueva raza de bitcoiners que tienen en mente una sola cosa “GANAR DINERO A COSTA DE OTROS” y esto es básicamente la razón por la que ha habido una explosión de Forks del Bitcoin (BTC) original, que pareciera haber abierto una caja de Pandora en el ecosistema.

Bitcoin Cash, Bitcoin Gold, Bitcoin Diamond, etc, todos se amparan bajo el hecho de introducir mejoras que los usuarios desean, como aumentar el tamaño de los bloques de la cadena, para elevar la velocidad de las transacciones o de otras características que mejorarían la seguridad y privacidad de las transacciones, otros prometen eliminar la necesidad de tener Sidechains asociados al Blockchain del Bitcoin (BTC) para incluir características adicionales y un largo etc., sin embargo, para todos los que conocemos el ecosistema desde hace años está más que claro que estos nuevos proyectos buscan simplemente acceder a cuotas de mercado del Bitcoin (BTC) original para hacer dinero fácil aprovechando la fortaleza y popularidad del Bitcoin, que para bien o para mal, ya superó los 10.000 dólares en su precio.

Esta caja de Pandora, como en la mitología griega posee todos los males que pueden afectar al ecosistema como el más temido de todos ellos el lavado de dinero, pues al ser criptomonedas de poco valor en su fase inicial y bajo un nombre relacionado como Bitcoin “x”, pueden atraer las inversiones de dinero mal habido que ciertamente en principio buscarán bombear el valor de éstas en sus respectivos mercados, para que todos ganen dinero pero que a la larga pueden perjudicar al ecosistema ante una prohibición por parte de organismos multilaterales o naciones enteras, haciendo más difícil el uso de las criptomonedas en todo el planeta.

Caldo para los ¿Bad influencers?

Obviamente, esta situación está siendo aprovechada por los típicos críticos de oficio, quienes ya comienzan a indicar que Bitcoin y el ecosistema de criptomonedas se está convirtiendo en refugio para el lavado de capitales y que a medida que siga creciendo la capitalización de mercado y las criptos sigan evolucionando tecnológicamente para aumentar la privacidad de las transacciones, será más difícil detener la incursión de los corruptos y delincuentes en el mercado de criptográfico.

En virtud de ello, estos “bad influencers” se han tomado la tarea de elevar la preocupación de opinión pública sobre las criptomonedas, señalando siempre las cualidades negativas de las criptomonedas, como si no existieran cosas realmente positivas en ellas.

Los “bad influencers” se diferencian de los “influencers” impactar negativamente en algún grupo de opinión sobre un determinado tema y la situación antes mencionadas en el ecosistema del Bitcoin y las criptomonedas en general, han servido las condiciones ideales para lanzar toda clase de señales que disminuyan el interés de las masas en el criptomercado.

En este grupo de “bad influencers” podemos observar desde grandes y legendarios inversores de Wall Street, hasta figuras públicas con puestos de cierta importancia en organizaciones nacionales o internacionales de cierta relevancia, que no sólo piden extrema precaución al invertir en el criptomercado, sino también están promoviendo una regulación global sobre el criptomercado.

Desde Wall Street influencers con opiniones divididas

No cabe duda que la opinión de los inversores que han logrado éxito, fama y fortuna gracias a su visión en los mercados y bolsas, tienen un peso especial dentro de la comunidad de personas con interés de invertir sus capitales en activos reales o digitales.

Por ello, las palabras de Mike Novogratz, el multimillonario ex administrador de fondos de cobertura y ex socio de Goldman Sach, siempre son noticia sobre todo cuando éste, durante un evento reciente indicó a Bloomberg su opinión sobre el Bitcoin, manifestando que “Esta es una burbuja y hay mucha espuma. Esta va a ser la burbuja más grande de nuestras vidas.”

Palabras que han generado comentarios a favor y en contra, pues para muchos inversores de Wall Street, el Bitcoin y las criptomonedas en general al no ser un mercado regulado y no contar con ningún tipo de respaldo alguno por parte de entes gubernamentales, lo que aunado a la alta volatilidad de las operaciones de las criptos, han generado una creciente preocupación en éstos de que el Bitcoin está al borde de una burbuja que puede estallar en cualquier momento.

A los comentarios negativos sobre el Bitcoin, de Dimon, Novogratz, se ha sumado también el magnate e inversor John Bogle, quien además es fundador de Vanguard Group, una firma de inversión que administra la nada despreciable cantidad de $4.5 mil millones de dólares en activos globales. Bloomberg recogió las declaraciones de Bogle, durante un evento del Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York, en el cual se permitió advertir “en base a su basta experiencia” a los inversionistas que mantengan su dinero bien lejos de la industria del Bitcoin, ya que a su juicio éste está sobrevalorado señalando de hecho que “el Bitcoin bien puede ir a $20 mil dólares, pero eso no probará que estoy equivocado. Cuando vuelva a $100 dólares, hablaremos.”

En unas duras declaraciones el magnate, lanzó dardos envenenados de forma tajante en tres frases que pueden resumir su posición sobre el Bitcoin, la primera de ellas “Evita los Bitcoins como la peste. ¿Quedó claro?”, la segunda “el Bitcoin no tiene una tasa de rendimiento subyacente” y la tercera frase envenenada “No hay nada que respalde Bitcoin excepto la esperanza de que se lo vendas a alguien por más de lo que pagaste por él”, las cuales al ser escuchadas o leídas por cualquier persona que se inicia en las criptomonedas, posiblemente incidan en su disposición de entrar a invertir en Bitcoin.

Sin duda la vieja casta de inversionistas clásicos tienen sus reticencias a invertir en Bitcoin y las criptomonedas en general, pues es un mercado absolutamente novedoso para ellos, por no decir disruptivo, el cual posiblemente no comprendan del todo, ya que las reglas del criptomercado no siempre son las mismas que las de un mercado como el de las acciones, el Forex o los mercados OTC.

Más información en Territorio Bitcoin

Facebook: https://www.facebook.com/territoriobtc/

EspacioBit, escribe en nuestro medio para acercar un resumen de las noticias más importantes del ecosistema de las criptomonedas en el mundo. EspacioBit es una revista Web sobre Bitcoin, Blockchain, Fintech, Insurtech, Criptomonedas, Forex, Finanzas, Economía, Dinero, Mercados, Banca, Inversiones, Emprendimientos, Minería Digital, Trading de Monedas Digitales, Hacking, Tecnología, Cultura Cyberpunk y más.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here