Asociación Damos la Cara.- La VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, constituye un atentado contra el derecho a la vida, a la seguridad, a la libertad y a la dignidad de las mujeres, es decir, a los derechos humanos, y por lo tanto un obstáculo para el desarrollo de una sociedad democrática e igualitaria.  Es una realidad palpable en todo el territorio nacional. Casi con una frecuencia diaria, los medios de comunicación relatan algún episodio de violencia de género, la mayoría de las veces con resultado de asesinato u homicidio.

A pesar de existir normativas y un gran avance en el tratamiento ante estas situaciones de violencia, todavía ES UNA REALIDAD SILENCIADA Y OCULTA.

Cuando una mujer se enfrenta a la decisión de poner una denuncia por malos tratos a su pareja o expareja, se encuentra ante un dilema de difícil solución. Por un lado, el sentimiento de culpa al pensar que va a hacer daño a una persona a la que por otro lado piensan que quieren.  Por  otro lado, debemos sumar  la incertidumbre de iniciar un proceso oscuro del que desconoce todo, y que comienza habitualmente tras una agresión. En esos momentos sin ser conscientes de la importancia de su decisión, comienzan un camino en el que se encuentran solas y más perdidas que nunca, en el que  se enfrentarán al trato con la administración, al desconocimiento del medio y de un lenguaje técnico e inaccesible, a los plazos, la censura y el cuestionamiento social y un largo etcétera.

La administración no tiene recursos activos para el acompañamiento de estas mujeres.  Como problema social TODOS Y TODAS,  estamos llamados a combatirlo y erradicarlo.

Desde octubre de  2015  varias mujeres y hombres  construimos un proyecto asociativo, denominado Damos la cara contra la violencia de género, cuya finalidad principal es: aportar un granito de arena, en la deconstrucción del sistema patriarcal, acompañar a  las mujeres victimas cuando salen del ciclo de la violencia y colaborar en la construcción de una sociedad libre de violencia, contra las mujeres y en paz.

Fruto de la colaboración de este grupo, diverso y plural, nace  la Red de apoyo a mujeres víctimas de violencia de género, que estos días nos lleva a recorrer todo Motril, para dar a conocer una herramienta más, una herramienta que puede ser utilizada a demanda de las víctimas que lo soliciten, de una manera directa a través de los distintos canales de derivación.

De esta forma, se evitará a esas mujeres enfrentarse solas a  un proceso oscuro y aterrador, en el que su poder de decisión está mermado por las circunstancias personales, familiares e institucionales en las que se ven  inmersas.

Agradecemos a las farmacias de Motril, a los comercios y lugares de ocio, el acogimiento y colaboración que nos prestan.

Gracias por hacer visible y posible, nuestro proyecto, cada paso dado es un beneficio para ellas, las víctimas de violencia de género.

#BastaYa #NosQueremosVivasYLibres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here